Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER

Canales de EROSKI CONSUMER

Boletines

| Baja | Más opciones |

Buscador


Educación ::: Guía práctica CONSUMER EROSKI


Estás en la siguiente localización: Portada > Los Bienes Patrimonios de la Humanidad > Conjunto Arqueológico de Mérida 


Conjunto Arqueológico de Mérida

Puente Romano de Mérida

Los elementos del conjunto uno a uno

El Teatro Romano de Mérida.

Fue construido hacia el año 16-15 a.C y donado por Marco Agripa (yerno del emperador Augusto). Estuvo en uso hasta la segunda mitad del siglo IV. La capacidad del teatro era de unas 6.000 personas. El escenario, con una longitud de 60 metros de largo y 7 metros de profundidad estaba cubierto originalmente de madera. El frente de la escena se compone de entrantes y de dos hileras de columnas que alcanzan los 18 metros de altura, ente ellas se situaban las esculturas como elemento decorativo. Durante siglos estuvo soterrado, manteni­éndose visible sólo la parte superior del graderío que conformaban siete grandes bloques conocidos como las Siete Sillas.
Dirección: Calle José Ramón Mélida, s/n

El Anfiteatro Romano.

Se inauguró en el año 8 a. C. En él se celebraban juegos gladiatorios y luchas entre animales o entre hombres y animales -venationes-. El graderío, dividido en tres sectores: Ima, Media y Summa Cavea, se construyó en parte sobre la misma colina que el teatro. En los extremos del eje menor del edificio se construyeron dos tribunas. La del Oeste estaría reservada a las autoridades y la del Este a la persona que financiaba el espectáculo. La arena, de forma elíptica, era la zona donde se desarrollaba el espectáculo. En su centro se cavó una gran fosa sobre la que se han vertido numerosas opiniones. Probablemente estuvo cubierta con un entarimado y su interior sirvió para almacenar las jaulas de las fieras y material escénico. Dos largas galerías permitían, además del acceso a las gradas, la entrada de los gladiadores a la arena. A ambos lados, se abren habitaciones posiblemente para uso de los gladiadores aunque algunos investi­gadores las consideren reservadas para las fieras e incluso, una de ellas, pudo haber sido un espacio de culto religioso dedicado a Némesis, diosa protectora de los gladiadores.
Dirección: Calle José Ramón Mélida, s/n

Casa del Anfiteatro.

Este recinto incluye un tramo de la muralla, otro de la conducción del acueducto de San Lázaro, una torre de decantación de agua del mismo, restos de dos viviendas y un mausoleo. Las casas datadas a finales del siglo I d.C. conservan restos de sus patios, pasillos y habitaciones, algunas pavimen­tadas con mosaicos. Perviven hasta el siglo III. Tras su abandono, a comienzos del siglo IV, se ubicó sobre ellas una necrópolis. En uno de sus mausoleos se localizó un dintel con la representación de los dos ríos emeritenses, Guadiana (Ana) y Albarregas (Barraeca), que puede contem­plarse en el Área Funeraria de Los Columbarios.
Dirección: Zona arqueológica

El Circo Romano.

El Circo es el mayor de los edificios para espectáculos públicos que construyeron los romanos en Mérida y uno de los más importantes del Imperio. Debió levantarse en los primeros años del siglo I d.C., poco después de la fundación de Mérida. El graderío con capacidad para unos 30.000 espectadores adoptaba la clásica división en cáveas. La arena o zona donde se efectuaban las competiciones, de amplias dimensiones, ocupa una extensión de 30.000 metros cuadrados. En su centro y dividiéndola en dos partes, se dispone la spina, donde se concentraba la más rica decoración del Circo compuesta por esculturas y obeliscos de los que sólo restan sus cimentaciones. En el centro de uno de sus lados menores -Oeste- se encontraba la Porta Pompae -puerta de los desfiles- desde donde partía el cortejo procesional, previo a las competiciones, compuesto por músicos, aurigas participantes, sacerdotes, imágenes religiosas, etc. A ambos lados de esta puerta se distribuyen las cárceles o cocheras que se utilizaban para que los carros participantes tomasen su posición antes de salir a la arena.
Dirección: Avenida de Extremadura

El Acueducto de los Milagros.

Tiene tres filas de arcos, poseía torres de distribución y piscina limaria, así como un depósito terminal escalonado para la decantación del agua. En la zona del Valle de Albarregas alcanza una altura de 25 metros. Los materiales empleados en su construcción, granito y ladrillo, le confieren un original efecto cromático.
Dirección:Zona Presa de la Proserpina

Alcazaba Árabe.

Según una inscripción que se instaló sobre su puerta principal, la Alcazaba se inauguró en el año 835 y, en principio, sirvió para proteger a los gobernantes y súbditos musulmanes de las sublevaciones de la población emeritense, además de dominar el paso del puente sobre el río Guadiana. El perímetro, casi cuadrado, de la fortificación mide unos 550 metros. Adosadas a lo largo del paramento, al que sirven de contrafuertes, se distribuyen 25 torres de base cuadrangular, algunas de origen cristiano. En su recinto se conservan abundantes testimonios arqueológicos y arquitectónicos de las diferentes etapas culturales que ha vivido la ciudad: dique de contención de agua del río, base de la puerta del puente, muralla, calles y casas del periodo romano, pilastras pertenecientes a un gran edificio visigodo, aljibe de época Andalusí, conventual de la Orden de Santiago, pórtico neogótico, etc.
Dirección:Plaza del Rastro, s/n

Casa Romana del Mitreo.

Se conoce con el nombre de Casa del Mitreo por su proximidad con los restos de un posible templo dedicado a Mitra, aparecidos en el solar ocupado por la plaza de toros. La casa, situada extramuros de la ciudad romana, se construyó a finales del siglo I o comienzos del siglo II. Algunas de sus estructuras y decoraciones son de fechas posteriores dadas las remodela­ciones realizadas a lo largo de varios siglos. Sus dependencias se distribuyen en torno a tres patios que articulan la vida de la casa y le proporcionan luz y ventilación. Está pavimentada con uno de los mosaicos más interesante aparecido en la ciudad: el Mosaico Cosmológico. En él se personifica la concepción del mundo y de las fuerzas de la naturaleza, junto con la actividad humana.
Dirección: Vía Ensanche (Junto a la Plaza de Toros)

Cripta de la Basílica de Santa Eulalia.

En el año 1990 se iniciaron en la iglesia de Santa Eulalia de Mérida obras de acondicionamiento, por lo que se procedió a la excavación arqueológica de su subsuelo. Los restos materiales aportados por dicha intervención son de gran interés y, a través de ellos, se ha podido conocer la evolución histórica de este espacio, que se sintetiza en cuatro etapas: casas romanas, necrópolis cristiana (desde el siglo IV) en la que se construyó un mausoleo en memoria de la Mártir, basílica dedicada a Eulalia (siglo V) y la iglesia actual (desde 1230 hasta el presente). Junto a la iglesia se encuentran varias piezas que pertenecieron al templo romano de Marte -Dios de la Guerra- con las que se levantó, en 1612, el pórtico de la capilla conocida como Hornito de Santa Eulalia.
Dirección: Avenida de Extremadura

Área Arqueológica de las Morerías.

La excavación del Área Arqueológica de Morería, con 12.000 metros cuadrados de extensión, ha aportado gran cantidad de datos referentes a la evolución urbanística e histórica de la ciudad. Su situación, junto al río Guadiana, y su proximidad al puente romano, han favorecido una ocupación persistente de esta zona en las sucesivas fases históricas: romana, visigoda, islámica, medieval cristiana, moderna y contemporánea.
Dirección: Zona arqueológica

Área Funeraria de los Columbarios.

Se trata de un espacio expositivo en el que el visitante puede acercarse al conocimiento del mundo funerario romano a través de un Centro de Interpretación así como de los restos arqueológicos allí conservados. En el recinto pueden apreciarse varias edificaciones que albergaban en su interior los restos, incinerados y depositados en urnas, de al menos dos familias. De ellas conocemos sus nombres, origen y condición social gracias a los epígrafes conservados en ambos edificios: los Voconios y los Julios. El mausoleo de mayores dimensiones, de planta trapezoidal, pertenece a los Julios y el de menor tamaño, con planta cuadrada, a los Voconios. Fueron construidos en el siglo I d.C
Dirección: Zona arqueológica


Recursos de esta página

Menús de navegación

Secciones de este web

Guías prácticas

Ver otras guías

Ver todo sobre Educación

Esta página pertenece al canal de Educación de EROSKI CONSUMER, donde podrás encontrar más información sobre este tema.


Otros servicios


Validaciones de esta página